VERANO

Este blog contiene temas de Orientación Familiar, (educación y familia) Antropología filosófica, Religión y poesía. Todo ello con sentido común y, con frecuencia, con sentido de humor.



16 de octubre de 2017

¿PRACTICAS EL AGRADECIMIENTO?- JOSÉ J. RIVERO














José Juan Rivero Pérez*
Dice el refrán que: de bien nacidos es ser agradecidos. Parece que los estudios empiezan nos muestran como el agradecimiento es una manera importante de potenciar la felicidad en nuestras vidas ya que nos enseña a valorar lo que se tiene.
El poder agradecer a los demás y a la propia vida todo aquello que nos sucede y que nos transformar nos hace personas más sociales, caemos mejor a la gente cuando unimos una sonrisa a un gracias. Todo ello nos conduce en la búsqueda de esa felicidad compartida de la que te suelo hablar.
Pero que va más allá, así nos lo muestran las investigaciones sobre los comportamientos de agradecimiento que nos muestran como el agradecer aquello que nos sucede o lo que los demás ponen en nuestro camino nos permite crecer como personas. Todo este potencial que pone a nuestros pies el agradecimiento se traduce en una mayor fortaleza para abordar nuestros problemas y dificultades, es decir nos hace más hábiles, lo que nos permite potenciar elementos esenciales dentro de la resolución de conflictos e incluso  abordar la adversidad en nuestra vida.
El agradecimiento se sostiene cuando entendemos que tener lo que se quiere no es suficiente, si no apreciamos aquello que poseemos. No es ningún secreto que poseer cosas no nos da la felicidad, si no valoramos lo que nos sucede o poseemos.
Pero quizás lo ideal llegados a este punto es preguntarnos sobre: ¿qué entendemos por gratitud?
Evidentemente partiremos de la afirmación de que es una emoción positiva que se genera cuando entendemos y tomamos conciencia de los beneficios que nos aportan los otros, la vida, etcétera.
Lo genial de todo este proceso es que el gesto de agradecer nos permite aumentar nuestra felicidad y nuestro bienester personal, así como el fortalecer nuestras relaciones personales.
Tanto es así que los estudios demuestran que al escribir cinco frases de agradecimiento al día puede producir un aumento en nuestro nivel de felicidad en un veinticinco por ciento.
Para terminar me gustaría proponerte dos ejercicios que nos van a permitir poner en práctica el agradecimiento, el primero es el que denominamos la carta de agradecimiento en el que comienzas pensando en una persona que te ha aportado grandes momentos a tu vida contribuyendo de esa forma a tu bienestar y tu felicidad. Posteriormente escribe un carta agradeciéndole todo aquello que ha hecho por ti y que quizás has pasado desapercibido pues no lo tuviste en cuenta. Una vez escrita la carta lo ideal sería buscar a la persona y leerle la carta. La idea es disfrutar y saborear esos sentimientos que te provoca el practicar el agradecimiento.
El siguiente ejercicio que te propongo es uno que tiene como misión el generar el hábito del agradecimiento para que se convierta en un comportamiento propio y que lo puedas practicar en todo momento.
Es bueno que busques situaciones y acciones que otras personas han puesto en marcha para ayudarte o hacerte sentir bien. Una vez has podido identificarlos práctica el agradecimiento sincero. Con ello podrás fortalecer en tu vida el agradecimiento como un elemento de incremento de la felicidad y el bienestar.
*PSICÓLOGO SANITARIO, COACH PERSONAL Y
 MIEMBRO DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE PSICOLOGÍA POSITIVA.

@jriveroperez

15 de octubre de 2017



AMIGOS DE LOS HIJOS SIN DEJAR DE SER PADRES















Francisco-M. González*
A más de una chiquita, entre trece y quince años, le he oído decir, “mi mejor amiga es mi madre”; y los argumentos que me ha dado: “es muy discreta, puedo confiar en ella y no se asusta de nada de lo que le cuento...”; “cuando estoy desanimada, me comprende,  me cuenta  lo que  le ocurría cuando tenía mi edad, me encanta salir con ella de tiendas o a tomar un cortado…”;

13 de octubre de 2017

"EL PODER DE UNA ILUSIÓN"- JUAN P. RIVERO














Juan Pedro Rivero González*
"Dame una palanca, y moveré el mundo", decía Arquimides. Tener un adecuado punto de apoyo. Un adecuado punto de apoyo es necesario para que podamos realizar cualquier obra que se nos encomiende o que sintamos que es necesario realizarla. A veces, despertar en nosotros la ilusión transforma la dejadez en compromiso, y la desidia en dedicación.

NEGAHOLICS: VIVIR ANCLADO EN LA NEGATIVIDAD






















Marian Rojas Estapé*
Todos hemos vivido la experiencia de un funcionario o teleoperador que hace caso omiso a lo que le solicitas dando una negativa injustificada por respuesta. Conocemos gente cercana que es incapaz de estar de acuerdo con nosotros en algo. Tratamos con personas que no aceptan un consejo, una recomendación y no desean cambiar. “No y no”.

12 de octubre de 2017

“INCOHERENCIAS Y PAYASADAS”- PILI VALENZUELA





















Mª del Pilar Valenzuela García*
La declaración de independencia más breve de la historia. Las payasadas, las incoherencias y la ineptitud de los dirigentes que caro le ha salido a Cataluña... Que en un parlamento se siga hablando y dándole pábulo al caricaturesco referéndum, raya en lo demencial.

10 de octubre de 2017

"VIVIR SIN VIVIENDO". JUAN C. ALAMEDA




















Juan Carlos Alameda Vega*
Recuerdo a un amigo que ya ha partido de este mundo. Siempre me hablaba de una gran experiencia que tuvo en un pueblo de la península.
Madrigal de las Altas Torres, un pueblo de la comarca de La Moraña, provincia de Ávila. En el año 1451, el 22 de Abril nace Isabel de Castilla.

9 de octubre de 2017

EL ABRAZO DE LA TERNURA- IVÁN LÓPEZ

















Iván López Casanova
Toda vida humana transcurre entre el filo del abrazo de la ternura y el empujón de la violencia. No hay alternativa posible. Los demás nos fortalecen con su relación de ternura o nos desgarran si su trato envuelve violencia, aunque sea en dosis mínimas. Y nosotros a ellos, igual.

8 de octubre de 2017

SIN AUTORITARISMOS NI EUFEMISMOS: "CON AUTORIDAD"- F.M. GONZÁLEZ














Francisco-M. González 
Sacar adelante los hijos cuesta. Hay que echarle tiempo, mucha paciencia y sentido del humor. De pequeños son muy absolventes y dan mucho la lata, ¡pero cómo se les quiere!,  hay momentos que lo compensa todo ¿quién no se ha quedado pasmado, extasiado o abobado, viendo la sonrisa de un niño pequeño que empieza a decir,  ¡papi!, ¡papito!...