OTOÑO

Este blog contiene temas de Orientación Familiar, (educación y familia) Antropología filosófica, Religión y poesía. Todo ello con sentido común y, con frecuencia, con sentido de humor.



31 de enero de 2014

EL OTRO Y DISTINTO






















Juan Pedro Rivero
Los canarios hemos sido siempre huéspedes excelentes. Tierra de emigrantes y tierra acogedora. Un pueblo abierto al extranjero y respetuoso con el que piensa de forma distinta o actúa movido por principios que no coinciden con los nuestros. Creo que ni nosotros mismos somos conscientes del nivel de tolerancia que solemos manifestar. Eso nos ha dado algunas ventajas históricas, como anticipar los movimientos culturales y generar una actitud mental de amplitud de horizontes que no se agota en el límite estrecho de nuestras fronteras. Un ejemplo es la presencia de las vanguardias en nuestras islas…, sin duda un privilegio. Pero últimamente no sé muy bien qué nos pasa. Hemos comenzado a incoar el rechazo al diferente. A negar puestos de trabajo al peninsular o al extranjero. A rechazar visceralmente a quien piensa de forma distinta sin dialogar con él para escuchar sus razones. Hasta se pide soberanía y autodeterminación por parte de alguna isla. La antítesis de la tolerancia revestida de indignación. No digo, para nada, que no tengamos derecho a manifestar nuestros criterios, nuestros acuerdos o desacuerdos, pero no de cualquier modo ni en cualquier lugar. El insulto como arma para afirmar las convicciones suele manifestar un escaso fundamento de las propias convicciones. Perdemos las formas, los papeles y, lo peor, ponemos en ridículo nuestras verdades. La crisis no es arma electoral; es un drama para quien la padece. La educación no es un arma electoral; es un derecho fundamental que hay que cuidar siempre, por todos, desde el hogar hasta la plaza pública. El final de la obra de restauración de la Catedral no es un arma electoral; es un acontecimiento dichoso para los tinerfeños que hemos de agradecer a todos y a cada uno de los que han contribuido, y contribuirán, a ello. El otro no es un peligro por ser distinto; es una posibilidad personal de crecimiento. Hemos celebrado recientemente el Día del Emigrante y estamos en el Octavario de Oración por la Unidad de los Cristianos. No perdamos la riqueza de apertura y acogida que habita en nuestra cultura canaria que, por ser como es, está cerca del corazón del Evangelio. Me gusta lo que dice el Papa Francisco al respecto: “No haría justicia a la lógica de la encarnación pensar en un cristianismo monocultural y monocorde” (EG 118). Bienvenido el otro y distinto.
*RECTOR DEL SEMINARIO DIOCESANO DE TENERIFE

diariodeavisos.com

30 de enero de 2014

PENSADORAS DEL SIGLO XX DE IVÁN LÓPEZ CASANOVA






















El día 17 d febrero de 2014 a las 19.30 en la MAC (Mutua de Accidentes de Canarias) en la calle Robayna esquina Castillo: casa Elder. Organizado por la  Asociación Cultural  "Tu Santa Cruz", tendrá lugar la presentación del libro del autor tinerfeño Iván López Casanova, PENSADORAS DEL SIGLO XX: UNA FILOSOFÍA DE ESPERANZA PARA EL SIGLO XXI. Ed. Rialp. Madrid 2013
La profunda crisis de la cultura exige soluciones, y no son pocos los que las buscan. El autor propone abordarla de la mano de cinco intelectuales contemporáneas, que ofrecen su valiosa ayuda ante el laberinto del relativismo: Simone Weil, Edith Stein, María Zambrano, Hannah Arendt y Elizabeth Kübler-Ross.
Iván López Casanova (Tenerife, 1959) es Licenciado en Medicina, especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo, y Máster en Bioética por la Universidad de La Laguna. Ha impartido numerosas conferencias en el ámbito de la Orientación Familiar, especialmente sobre la adolescencia, y cursos de Antropología filosófica para universitarios.

28 de enero de 2014

EL OTRO Y DISTINTO






















Juan Pedro Rivero
Los canarios hemos sido siempre huéspedes excelentes. Tierra de emigrantes y tierra acogedora. Un pueblo abierto al extranjero y respetuoso con el que piensa de forma distinta o actúa movido por principios que no coinciden con los nuestros. Creo que ni nosotros mismos somos conscientes del nivel de tolerancia que solemos manifestar. Eso nos ha dado algunas ventajas históricas, como anticipar los movimientos culturales y generar una actitud mental de amplitud de horizontes que no se agota en el límite estrecho de nuestras fronteras. Un ejemplo es la presencia de las vanguardias en nuestras islas…, sin duda un privilegio. Pero últimamente no sé muy bien qué nos pasa. Hemos comenzado a incoar el rechazo al diferente. A negar puestos de trabajo al peninsular o al extranjero. A rechazar visceralmente a quien piensa de forma distinta sin dialogar con él para escuchar sus razones. Hasta se pide soberanía y autodeterminación por parte de alguna isla. La antítesis de la tolerancia revestida de indignación. No digo, para nada, que no tengamos derecho a manifestar nuestros criterios, nuestros acuerdos o desacuerdos, pero no de cualquier modo ni en cualquier lugar. El insulto como arma para afirmar las convicciones suele manifestar un escaso fundamento de las propias convicciones. Perdemos las formas, los papeles y, lo peor, ponemos en ridículo nuestras verdades. La crisis no es arma electoral; es un drama para quien la padece. La educación no es un arma electoral; es un derecho fundamental que hay que cuidar siempre, por todos, desde el hogar hasta la plaza pública. El final de la obra de restauración de la Catedral no es un arma electoral; es un acontecimiento dichoso para los tinerfeños que hemos de agradecer a todos y a cada uno de los que han contribuido, y contribuirán, a ello. El otro no es un peligro por ser distinto; es una posibilidad personal de crecimiento. Hemos celebrado recientemente el Día del Emigrante y estamos en el Octavario de Oración por la Unidad de los Cristianos. No perdamos la riqueza de apertura y acogida que habita en nuestra cultura canaria que, por ser como es, está cerca del corazón del Evangelio. Me gusta lo que dice el Papa Francisco al respecto: “No haría justicia a la lógica de la encarnación pensar en un cristianismo monocultural y monocorde” (EG 118). Bienvenido el otro y distinto.
*RECTOR DEL SEMINARIO DIOCESANO DE TENEIFE

27 de enero de 2014

LO NUESTRO ES PARA SIEMPRE


















Fernando M. Lemus Pérez
- ¿Quieres casarte conmigo?
- Sí, quiero.
Ahora comencemos por el principio, pues tanto la pregunta como la respuesta merecen el análisis propio de una decisión que cambia la vida.
Muchos novios de mi generación y posteriores ven entre la proposición y la afirmación un ámbito de carencias materiales que, aunque la respuesta sea Sí, quiero, viene a ser una respuesta agridulce, porque como en un acto reflejo lo primero que viene a la mente es un balance de sumas y saldos con resultado negativo. La respuesta está sujeta al momento económico de la pareja, por lo cual debería haber empezado mi artículo así:
- ¿No crees que ya es hora de casarnos?
- Debemos esperar a que termine la crisis para poder comprar un piso, pero antes debemos darnos unos buenos viajes y disfrutar la vida, ya sabes, después vienen los niños y se acabó lo bueno.
Ortega y Gasset decía que el amor auténtico se encuentra siempre hecho. En este amor un ser queda adscrito de una vez para siempre y del todo a otro ser. Es el amor que empieza con el amor. El gran filósofo venía a elevar al amor por encima de intereses materiales y de los caprichos y egoísmos del novio o la novia, lo describe como un acto de generosidad que lograr desprender a cada uno de sí mismo para quedar adscrito al otro.
La medida del amor es la capacidad de sacrificio, y qué mayor demostración de amor que casarnos con el solo patrimonio del sacrificio, anteponiendo el amor valiente a un híbrido romántico-sentimentaloide basado en el bienestar material.

Querida mía, quizás no encuentro palabras que toquen tu corazón
y mis te quiero casi no los percibes
pero desde el mundo invisible del corazón
salgo cada día a la vida
por ti, mi amor.
Con trabajo precario (común hoy en día tanto para solteros como para matrimonios de todas las edades) y recibiendo con alegría y deportividad la posible descendencia, con un pequeño piso de alquiler en algún barrio incómodo, sin vacaciones, viendo las películas en YouTube porque el cine está caro, ingenieros en buscar chollos en las rebajas...esos son los héroes que visten de oro el sagrado vínculo del matrimonio.
El amor es donación y compromiso, ese es de verdad el amor enamorado. Propongo una lectura diferente que viene a decir que el amor enamorado trasciende de lo material para sumergir a la pareja en aguas cálidas, donde la conciencia de ambas almas trata de mantener el frágil equilibrio que separa el delirio de lo racional, un dulce delirio que parece dejarse arrastrar para permanecer descansando eternamente.
El verdadero amor enamorado, el que queda adscrito de una vez para siempre y del todo a otro ser (como dice Ortega), traspasa unos niveles casi misteriosos, donde el propio Misterio acaba moldeándolo hasta conseguir la perfección como si de un alfarero se tratara.
La disposición de las almas enamoradas de amor enamorado las mueve a forjarse en una nueva, única e indivisible realidad bendecida por el sacramento del matrimonio.
Cuando la relación matrimonial alcanza ese estadio, vacío de egoísmo y cargado de complicidad, confianza y lealtad, las almas se buscan en todo y para todo, ambas se desnudan frente a frente buscando refugio la una en la otra, ríen y lloran juntas.
El matrimonio enamorado es y será para siempre. La eternidad que espera devuelve serenidad y sosiego a la relación, porque la eternidad que espera es fruto de la esperanza basada en  palabras de vida eterna, por eso el matrimonio enamorado no entiende de tiempo ni distancias, es sólido porque es para siempre.
Feliz lunes y buena semana
S/C de Tenerife 26/01/14

26 de enero de 2014

“MANIFAS”






















Carmen I. Montoro
Siempre me ha dolido bien poco cuando he ido a cubrir una manifestación ver el abucheo contra los políticos. Me parecía lógico que en las concentraciones masivas y ante ciertas actitudes de gobierno los ánimos se encendieran y resultara natural poner de vuelta y media al responsable de turno.
… Lo pensaba… Hasta que también nos tocó hace años a nosotros.  De pronto el narrador se convertía en personaje. Resulta que no es nada agradable ser insultado y amedrentado por una masa que vocifera en lo que, presumen, es todo un alarde de pacifismo. Sin embargo, se salpimenta con una retahíla de recuerdos a toda nuestra estirpe. Combinado difícil de digerir.
Resulta que desde entonces, sin tratar de formular una paradoja, coincido en mayor medida con los movimientos y protestas ciudadanas. Me gustan las pancartas irónicas, ácidas, e incluso la indignación y el hastío manifestado con toda la vehemencia que la pasión provoca salir a las calles. Siempre fuera del insulto, no es necesario.
Sucede que en la masa se entremezclan las personas más íntegras y de elaborado discurso con las más violentas. Es triste, pero a un núcleo de la protesta no le importa quién sea el de en frente con tal de insultar. Y es difícil hablar con el gentío porque su respuesta es tan heterogénea como incierta.
Por otro lado, bajo el pretexto de la seguridad y el orden, las administraciones imponen la censura. Informar cada día es más difícil y las iras de unos y otros en ocasiones matan al mensajero. Éste, al final de su larga y bonita jornada – bonita porque éste es un oficio de vocación- suele recibir en vez de una palmada el reproche de todas las partes. Ninguna quiere escuchar una historia que no le dé la razón en todo, para ambos lados la equidad está en contar la noticia desde su punto de vista. La palabra estrella: “manipulación”.
Ya me lo advirtieron en los primeros años de ejercicio en un despacho de dirección. Fue la primera y única vez que dicho jefe me habló y reparó en mí porque, por razones que se me escapaban, querían delegar en mí una noticia de mayor relevancia. Lo hizo para sentenciar: “Tu profesión no es como la de Tintín. No vas a ser protagonista y nadie te va a agradecer tu trabajo, ni siquiera tus colegas. Un está bien es la loa más elevada que vas a recibir, y recuerda que eso será mucho”.
Menos mal que nunca quise ser Tintín, en parte porque nunca lo vi escribir en toda su saga y eso, contar historias, es parte de la raíz de esta profesión. La supuesta arenga me dejó más fría que un arenque. Pero han pasado los años y hoy creo que se quedó corto.  A pesar de todo, el tiempo demuestra que agresiones verbales como las que se dan en algunas concentraciones son actitudes minoritarias a las que nos enfrentamos a veces. Ataques que siempre incordian, que no se aceptan y son deleznables. Pero no son más que piedras en el zapato. No por eso se pierde la confianza en el pueblo y en sus derechos. Somos dueños de nuestros actos, palabras y silencios. Esta responsabilidad entraña el aliciente de todos los días para amar esta vida. Cómo no respetar esas protestas si el actuar con autogobierno es una manifestación diaria. Una búsqueda de razones continua a la que ciertos individuos en la masa responden con “hijo de…” y otros con argumentos. En realidad no hay masas, hay cientos de autores agrupados, y cada uno crea su propia “manifa”. ¿Cuál es tu pancarta?

Escritora joven (Aunque no le gusta que se sepa)

24 de enero de 2014

DOÑA CRISTINA






















María del Pino Fuentes de Armas
Las dignidades nobiliarias vienen dadas por nacimiento, la Infanta Doña Cristina como hija de Rey lo es, pero su padre es el único facultado para retirárselas, aunque deba ser extremadamente doloroso el estar en esa tesitura. La palabra infante deriva del latín infans, infantis -el que no habla- y en las monarquías de la Edad Media españolas, todos los hijos de los reyes recibían el título de infante o infanta. Fue Juan I de Castilla en el siglo XIV -con motivo del enlace matrimonial de su primogénito el Infante don Enrique con Catalina de Lancaster, nieta de Pedro el Cruel- el que instauró el título de Príncipe de Asturias, que le sería concedido a partir de entonces a todos los herederos de la Corona.
Así, los hijos de los infantes, desde que nacen, adquieren la dignidad de Grandes de España, con tratamiento de excelentísimos, mientras que los de los Príncipes de Asturias obtienen directamente el de Infante, y el llamado a reinar tomará, desde el momento que se produzca el hecho de la proclamación del Monarca, el título de Príncipe de Asturias junto con los demás vinculados tradicionalmente al sucesor de la Corona. Y como dato curioso, - por aquello de mi pasión por el ejército-, comentarles que a los soldados que daban protección a los infantes se les denominaba infantería, nombrándose así -y con el tiempo- a todos los ejércitos que iban a pie.
Volviendo a doña Cristina, también Duquesa de Palma de Mallorca - título en exclusividad de la misma, aunque por tradición social se ha tratado a su consorte de igual forma que a su esposa, que es la legítima poseedora del título nobiliario-, debería tener un gesto de nobleza y renunciar a sus derechos dinásticos ante el oprobio del que ha hecho gala en su implicación en hechos constitutivos de delito.
Una renuncia, voluntaria e unilateral, que no debe hacerse esperar más. Bastará con dirigir un escrito formal a SM el Rey anunciando la decisión en firme de renunciar. Seguidamente, éste lo trasladaría al presidente del Gobierno para que lo notifique a las Cortes; es decir, al Congreso de los Diputados y al Senado. A partir de ahí se debería aprobar con carácter de urgencia una ley orgánica para resolver dicha situación, la cual está resultando vergonzante, dañando la imagen en el exterior del país a la par que incrementando la maltrecha opinión que muchos españoles tienen de la Monarquía.
Se dice en corrillos que: "si al final resulta inocente y ha renunciado...que si esto es un atentado contra la Corona". Miren Vdes. - a mi modesto entender- doña Cristina ha perdido el sentido común y la dignidad. Y eso que entiendo que esté enamorado de su marido y también su deseo de estar con él en las buenas y en las malas, pero que vivan su historia personal al margen de la imagen institucional, que no pongan al Rey y al Príncipe de Asturias en entredicho.
En su día, el Rey Alfonso XIII- bisabuelo de doña Cristina- retiró a su primo Luis Fernando de Orleans y Borbón, "el Infante Maldito", el título de Infante de España por llevar una conducta poco adecuada; si bien es cierto que Luis Fernando no era hijo de reyes: la dignidad de Infante de España la adquirió por expreso deseo de su tía la reina regente doña María Cristina al ser hijo de la Infanta doña Eulalia (era por tanto una gracia no un título inherente a la persona). En su biografía, obra de José Carlos García Rodríguez, se cuenta que en alusión al más depravado príncipe Borbón, el Rey Alfonso XIII - cansado de los escándalos de su primo- llegó a gritar: "¡No pagaré nada más que por su entierro!". En septiembre de 1924, en París, el Maldito se vio involucrado en la muerte de un marinero y, a los pocos días, el Rey decidió decretar retirarle la dignidad de Infante y de todos los honores que conllevaba. La respuesta de éste no dejó indiferente a nadie: "Me retiras lo único que no puedes ordenar, pues nuestros títulos son inherentes a nuestras personas. He nacido y moriré Infante de España, como tú has nacido y morirás Rey de España, mucho tiempo después de que tus súbditos te den la patada en el culo que te mereces". Y así fue, Alfonso XIII nació y murió siendo Rey aunque, al final de sus días, sin reino.

EL DÍA. (S/C. DE TENERIFE 200114

23 de enero de 2014

EL GENERAL MALDITO, DE JAVIER ARIAS ARTACHO
























Estimados amigos:
Algunos me conocéis, otros no. Algunos os tengo de una forma fortuita, otros porque me siguen y me leen. En cualquier caso, la mayoría sabe lo difícil que es llegar a las librerías y a las grandes superficies. La ilusión de un escritor ante cada nuevo proyecto es proporcional a la dificultad que implica. Sin embargo, no solo basta con talento. Mantenerse en las librerías es aún más difícil que salir al mercado con un gran proyecto y una gran editorial, como es el caso.
Pues bien, hoy tengo el placer de presentaros a EL GENERAL MALDITO (La Esfera de las Libros), mi última novela, la cual saldrá al mercado EL PRÓXIMO 4 DE FEBRERO. Sin embargo, el éxito de la novela no solo dependerá de su calidad, sino de la capacidad de difusión del libro. Es por ello que os pido que, en la medida que podáis, intentéis haceros eco de esta novela histórica. Para mí será muy importante y de ese boca a oreja dependerá parte del futuro de una obra para le tendréis que esperar todavía dos semanas.
No os perdáis su tráiler promocional. Creo que sintetiza mucho el espíritu de esta novela que ha sumado muchos esfuerzos y le ha robado horas a mi familia.
Ojalá que os guste. Un muy fuerte abrazo.

22 de enero de 2014

WASHINGTON MÁS DE 10 MIL PEREGRINOS EN LA MARCHA ANUAL POR LA VIDA








Por Redacción
ROMA, 21 de enero de 2014* - Después de París, también Washington sale a la calle a favor de la vida. Hoy se esperan más de 10.000 peregrinos al Santuario nacional de la Inmaculada Concepción para la Vigilia anual de oración que celebra la Marcha por la Vida. En su 41ª edición, la manifestación es ya una cita tradicional para la Iglesia americana para recordar el aniversario de la sentencia “Roe vs Wade” de la Corte Suprema que legalizó el aborto en EEUU en 1973.
La misa de apertura será presidida por el cardenal Sean O'Malley, arzobispo de Boston, quien también es presidente de la Comisión episcopal para las actividades pro-vida. El purpurado, en días pasados, explicó que la sentencia de 1973 representa el ejemplo más evidente de lo que el papa Francisco ha definido como "cultura del descarte". "Nuestra sociedad relega el aborto a una cuestión de elección personal, negando a menudo incluso el reconocimiento de la dignidad humana de los niños no nacidos", afirmó.
La vigilia continuará a partir de medianoche en la cripta del Santuario con diferentes momentos de oración y espiritualidad: confesiones, rezo del Rosario, oración nocturna y la exposición del Santísimo Sacramento. Mañana por la mañana se celebrará la misa de clausura, a las 7:30 am, presidida por monseñor Charles Chaput, arzobispo de Filadelfia, antes de la marcha directa a la Corte Suprema, organizada por varias organizaciones pro-vida.
Una sentido llamamiento para asistir al evento fue lanzado por el arzobispo Joseph E. Kurtz, presidente de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos, que publicó en su blog las razones por las que vale la pena asistir a la marcha en Washington.
"Marchamos en recuerdo de quien ha caído por el aborto", escribe el prelado, "marchamos por los niños sin voz, para defender su derecho a la vida. Sobre todo por aquellos que, como mi hermano Georgie, han nacido con síndrome de Down y cuyas vidas son demasiado a menudo consideradas indignas de ver la luz del día".
"Marchamos por las mujeres que habiendo considerado el aborto, a través de nuestro interés por sus necesidades, encontrarán la fuerza de elegir la vida", continúa Kurtz e invita también a marchar "en solidaridad con las madres que están sufriendo el post-aborto, que están trabajando por el día en que ninguna mujer deba sufrir como ellas". Finalmente, concluye: "marchamos en acción de gracias por las madre biológicas que, a pesar de las muchas adversidades, han dado a sus hijos el don de la vida y una familia adoptiva para hacerles crecer".
El arzobispo recuerda además que, en los 41 años de la ley Roe vs. Wade, "más de 55 millones de niños inocentes han perdido la vida por el aborto en los Estados Unidos". "Innumerables madres, a menudo sufriendo física, emotiva y espiritualmente son abandonas en el silencio", observa el prelado, y junto a ellas - añade - sufren también otras personas: "los hombres que han perdido su paternidad, los abuelos a los que les faltan sus nietos y los niños privado de hermanos...".

21 de enero de 2014

ESPAÑA AVANZA HACIA LA FUTURA ABOLICIÓN DEL ABORTO















Iván de Vargas
La doctora Gádor Joya, portavoz de la plataforma 'Derecho a Vivir', es una de las personas que más trabaja por conseguir la abolición del aborto en España.
Acaba de volver de la 'Marcha por la Vida' de París de este domingo, donde ha pronunciado un contundente discurso para que "la aberrante concepción del aborto como un derecho empiece a derrumbarse en Francia y en toda Europa".
Gádor también ha recordado las recientes victorias europeas durante su intervención: “Más de un millón de europeos hemos promovido la Iniciativa One of Us, primera iniciativa provida que llega a las instituciones de la Unión Europea; y cientos de miles más nos hemos movilizado para conseguir la derrota de la nefasta iniciativa abortista sobre Salud Sexual y Reproductiva, el llamado Informe Edite Estrela al Parlamento Europeo, el pasado 10 de diciembre”.
En esta entrevista con ZENIT, entre otras cuestiones, la portavoz de 'Derecho a Vivir' comparte sus impresiones sobre la reciente manifestación celebrada en la capital gala y valora la reforma legislativa del aborto en su país.
***
¿Cómo ha vivido la Marcha por la Vida de París?
- Gádor Joya: Con un inmenso orgullo por saber y por sentir que España ahora mismo es un ejemplo de modernismo. También por sentir que Europa, lejos de avergonzarse de la decisión del Gobierno, nos mira con verdadera envidia. En este sentido, con mucho orgullo de sentirme española en este caso.
¿Cuál ha sido el papel de la delegación española presente en la manifestación?
- Gádor Joya: Ha habido una representación política y otra de la sociedad civil. Por una parte, los políticos han explicado cuál ha sido el anteproyecto que se ha presentado. Por otra, la sociedad civil ha dado testimonio de que gracias a la movilización de todos los españoles el Gobierno ha dado este paso.
En la marcha, ¿han participado sólo los católicos?
- Gádor Joya: La 'Marcha por la Vida' en París ha sido muy similar en su composición, en los asistentes, a la de España. La mayoría, colectivos pro-vida y pro-familia de la sociedad civil. La mayoría, aconfesionales. En París, ha habido presencia de obispos a título personal. Algo que nos ha alegrado mucho y nos ha gustado ver. La representación ha sido, en su mayoría, de colectivos y plataformas cívicas de todas las confesiones.
¿Por qué el anteproyecto presentado por el ministro de Justicia está sufriendo un acoso tan virulento?
- Gádor Joya: Creo que es porque la izquierda, el feminismo radical, está comprobando que su lema de ‘nosotras parimos, nosotras decidimos’ ha sido derrumbado. Y está comprobando que se está abriendo paso esa corriente, esa cultura de la vida, que es progresista, que es moderna. Están dándose cuenta que están perdiendo su batalla. Y, en ese sentido, tienen que luchar con uñas y dientes para intentar mantener algo que, a día de hoy, es indefendible.
¿Cree usted que las duras presiones que está sufriendo el Gobierno español harán que desista y retire su reforma de la ley del aborto?
- Gádor Joya: Si la sociedad española no ejerce una presión y no hace sentir al Gobierno que este es el paso que los españoles queremos que se dé, es muy posible que el Gobierno ceda a las presiones y rectifique o dé un paso atrás en la reforma. Pero en la medida en la que la sociedad española siga ahí, apoyando e intentando incluso mejorar este anteproyecto, creo que el Gobierno seguirá adelante.
¿Están contentos con la propuesta que ha presentado el Ejecutivo?
- Gádor Joya: En ‘Derecho a Vivir’ estamos satisfechos con la derogación de la ley de plazos, estamos satisfechos con que se elimine el aborto eugenésico, pero lamentamos mucho que el derecho a la vida siga siendo atacado bajo el supuesto del riesgo para la salud psicológica de la mujer y que este anteproyecto no suponga la protección total de la vida humana. Pero creemos que es un paso en el buen camino. Es cuestión de seguir dando pasos en este sentido. 
¿La defensa de la vida es una cuestión religiosa o ideológica?
- Gádor Joya: No. Es evidente que hoy en día todos los argumentos que se utilizan y que debemos y podemos utilizar para defender el derecho a la vida parten de una premisa científica irrebatible, que es que hay un ser humano vivo desde el momento de la concepción. Y, sobre esa base, es muy fácil defender el derecho a la vida y explicar que el aborto supone precisamente la eliminación de esa vida humana.
¿Cree usted que la libertad de expresión de los ciudadanos y organizaciones que promueven el derecho a la vida peligra?
- Gádor Joya: Creo que no. Es cierto que, a los que estamos a favor del derecho a la vida, se nos ataca y se nos tacha de fundamentalistas y de ultras. Creo que esa es la evidencia de que en el sector pro-abortista no les quedan más argumentos. Pero creo que la libertad de expresión y el derecho a opinar es algo que todavía en España seguirá siendo respetado.
¿Qué se puede hacer para que la aberrante concepción del aborto como un derecho empiece a derrumbarse en España y en toda Europa?
- Gádor Joya: Esa es una labor de la sociedad. Tenemos que hacer muchísima pedagogía a nivel de los movimientos cívicos. Tenemos que formar e informar muchísimo, incluso a nuestros políticos, que muchos son ignorantes en la materia. Se trata de mostrar la evidencia: la humanidad del ser vivo que muere en el caso del aborto. Mostrar también el sufrimiento que el aborto supone para la mujer. Y además destapar el negocio boyante del aborto, que sólo tiene un interés económico. Demostrando y mostrando esas tres facetas del aborto, conseguiremos una sociedad española concienciada.
¿Qué acciones concretas o iniciativas llevan a cabo para favorecer a las madres?
- Gádor Joya: ‘Derecho a Vivir’ es una plataforma no asistencial. Es decir, no atendemos a las mujeres y no les damos asistencia como hacen otras asociaciones. Nuestra labor a favor de las mujeres, y de ayuda a las mujeres embarazadas que se plantean abortar, consiste en mostrar el sufrimiento que ellas tienen, mostrar que el aborto es algo que las daña y las hace sufrir y, sobre todo, insistir en el derecho al consentimiento informado. Es decir, que a la mujer se le diga toda la verdad de lo que es el aborto y de lo que supone para ella. En este punto hemos insistido y vamos a insistir mucho. Creemos que esta es la mejor forma de ayudar a la mujer.  
¿Será posible conseguir la abolición universal del aborto?
- Gádor Joya: Sí. Estoy segura de que el aborto será abolido. De que el aborto, dentro de dos o tres generaciones, se verá como una aberración. Todos los españoles estamos de una manera o de otra a favor del derecho a la vida. Estamos sentando las bases de una futura abolición del aborto. Y, en ese sentido, no me cabe la más mínima duda. Este convencimiento es el que me da fuerzas para seguir luchando.
Madrid, 20 de enero de 2014 (Zenit.org)

20 de enero de 2014

EL TROL




















Fernando M. Lemus Pérez
El alguna ocasión he comentado que no se puede denominar las “nuevas tecnologías” a todo lo relativo con internet y/o la informática, sería como decir “nuevos sistemas de comunicación” cuando nos referimos al teléfono analógico, al de toda la vida. Internet y todo lo que conlleva ya no es nuevo, forma parte de la sociedad en todos su niveles tocando cada uno de los ámbitos en los que nos desenvolvemos, está presente en casi todo.
Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC, como les gusta que las llamen) han dejado de ser materia exclusiva de unos pocos “frikis”, para convertirse en herramienta cuasi imprescindible para el común de los mortales, al menos de los países donde el hambre no es el principal de los problemas.
En la breve pero intensa historia de la Informática, hemos pasado de marcar sus tiempos por la evolución de las diferentes máquinas, según el patrón del profesor Von Neumann, a medirlo por el avance de la información socialmente influenciada. De ahí pues que se esté hablando de la Web 2.0 o Web Social, como evolución de aquel primer Internet donde éramos simples espectadores de lo que algún “webmaster” o administrador de la página web en cuestión nos endosaba. Una Web 2.0 en la que sin casi darnos cuentas hemos asumido un rol protagonista, llegando incluso a informar de sucesos cual reporteros. Una red social donde las reflexiones y opiniones pueden, y deben, ser retro-alimentadas de forma respetuosa, y donde cada uno estamos llamados a defender nuestras ideas a pesar de que los Trols intenten impedirlo.
El Trol es un sujeto maleducado e intolerante que para llamar la atención rompe la dinámica de un foro o chat con el ánimo de imponer su criterio, y arrastrar al resto de ciberparticipantes a su terreno, con el fin de dejar en minoría al oponente de sus argumentos.
Parafraseando al gran José Mota, un Trol es como la mosca perrera, un cansino cuya diversión consiste en arruinar un diálogo o debate en Internet.
Por clasificarlos en subespecies tendríamos, en primer lugar, al famoso Trol Cobarde, ese gallinaza que se esconde tras el anonimato de internet, pero que puede hacer la vida imposible al bueno de turno que pretende defender algún honorable argumento.
Otra variante es el Trol Aburrido, un tipo al que le sobra tanto tiempo que pasa el día a la espera de alguna reflexión u opinión en Facebook o similar que le parezca contraria a sus frágiles convicciones, para ponerse a machacar con argumentos vacíos de contenido.
No podía faltar el Trol Político, una  subespecie que suele salir de caza cuando el partido político de sus amores está en la oposición, y no es capaz de digerir los cambios ideológicos que presuntamente atentan contra el estado de bienestar. Este Trol está pendiente de lo que acontece en el Congreso de los Diputados, para luego regar de falacias las redes sociales bajo el disfraz de su particular punto de vista, con el único fin de molestar a sus “amigos” de Twitter o Facebook afines al partido político gobernante.
Por último me gustaría referirme al Trol Laicista, una suerte de carroñero que anda al acecho de cualquier desliz de algún sacerdote católico pecador para inundar de tópicos anticlericales los muros de sus redes sociales favoritas. Ese mismo Trol Laicista que hace oídos sordos, eco nulo y da la espalda tantos actos heroicos de muchos religiosos y religiosas, que en incluso han llegado a perder la vida ayudando a los más necesitados.
Sobra decir que Internet tiene mucho de bueno pero también carga miserias, y uno de esos lastres son los Trols, ese negativo altavoz que representan para la Web 2.0 (en proceso de transformación hacia la Web 3.0 o Web Semántica) unos bobalicones, idealistas del tres al cuarto, cansinos redomados, babosos del ciberespacio, patanes del iPad y sacabrillos de la estupidez, cuya diversión, si lo pensaran (cosa poco probable), no les haría gracia ni a ellos mismos.
Buen lunes y feliz semana
S/C de Tenerife 19/01/14

19 de enero de 2014

HOY ES HOY















Carmen I. Montoro
Tenía en la chistera para esta semana tantos temas como ideas pasan al día por la cabeza. Pero ninguno finalmente se posaba con claridad en la mente como para decir “ése es”. Es la intuición ciega de la decisión. Lo que nos enfoca y decide para iniciar un camino, en este caso de letras.
Estos caminos están repletos de niebla, de inseguridades, sobre todo cuando el tema no se concreta… Y así, sin mayor pasión por las especificidades que a veces aporta la realidad ha sido una de las últimas películas sobre viajes en el tiempo que he visto la que me ha hecho retroceder en la hemeroteca de cuántas alusiones en el cine tenemos sobre estos periplos. Y son muchas. Cambios involuntarios, como una enfermedad genética que puede costar la vida al protagonismo, invenciones de un científico incomprendido a través de un armatoste incomprensible, un coche (un Delorian, nada menos)… El caso es que nuestro protagonista siempre descubre que cambiar el pasado puede desembocar transformaciones temibles en el futuro, que hay sucesos que no podemos eludir e instantes cotidianos que no valoramos en su momento y desearíamos vivir en días que desde dentro nos han parecido anodinos… O al revés. En mi memoria tengo frases grabadas del tipo “este momento lo recordaré siempre” de detalles que mi memoria no alcanza a registrar.
De modo que tras tantos infructuosos viajes en el tiempo la conclusión es que estos aparatos son una molestia innecesaria, y que atajar un problema no evita que surjan otros. Por eso la palabra aceptación, y no resignación, es algo que tenemos que poner en práctica para querer la vida como viene, y de paso a los demás y a uno mismo. Para esto hay que aceptar que el narrador no es sólo uno, puesto que en realidad sólo podemos decidir una u otra reacción en un escenario no dibujado por nosotros. Como la libertad viene delimitada de paquete, aceptar este hecho es la mejor herramienta para poder ser felices y jugar adecuadamente y no como una mosca desorientada que quiere, a base de aleteos, romper un cristal…
Nuestra herramienta temporal es el presente, para actuar, observar y sentir. El pasado para aprender y perdonar. El futuro para motivar. A todos nos cuesta vivir el presente, así que espero que estas letras sirvan de pequeño viaje al día de hoy que quizá se les hace cuesta arriba por no estar enfocados en lo pequeño. Feliz día presente.

 Escritora joven

18 de enero de 2014

ATREVERSE A DECIR «QUIÉN SOY»






















Francisco-M. González*
A raíz de mi columna de hace un par de semanas, sobre la urgencia de recuperar el sentido del noviazgo, Desi, mi eficaz y encantadora fisioterapeuta, que además es lectora de lo que escribo, y  gracias a ella puedo escribir  me preguntaba,  por las actitudes que yo destacaría como más importantes para el tiempo de novios.
Sin apenas pensarlo, le dije: el respeto y  la sinceridad o transparencia.  creo que, si lo hubiera “pensado” con más calma, le hubiera dicho lo mismo. Si bien, tanto una como la otra virtud, por ser fundamentales para la confianza, como todo lo que se refiere a la verdad, se deben dar en todo tipo de relación con los demás. Pero, inconcreto, para el noviazgo son claves y tienen  una relevancia trascendental. 
El respeto mutuo -la consideración por el otro, la delicadeza y la  elegancia en el trato, además de la finura de corazón- es la más entrañable y evidente manifestación de amor  que podemos tener. Dice Amando Manzanero, «...somos novios, nos queremos con un amor limpio y puro». Hay que evitar la cosificación de la relación, la cosificación de la persona, de la mujer o del hombre con el que vamos a compartir el resto de nuestra vida. Esto tambien, debemos mantenerlo  y cuidarlo para siempre, en el matrimonio. Las forma groseras, bastas y sin pudor, no son realmente sinceridad o confianza; son brusquedad o desamor, son una falta de respeto que dañan  al otro y  causa de tantas disfunciones de pareja.
El amor en el noviazgo tambien debe ser una íntima, profunda y sincera conversación, para conocernos y darnos a conocer.  Difícilmente se puede amar a alguien si no se le conoce:  para amar a una persona hay que conocerla y saber quién es. Por ello, durante ese tiempo del noviazgo, es ineludible que abramos de verdad nuestro corazón,  para decir lo que queremos, lo que pensamos y como pensamos: desvelar cuáles son mis anhelos, mis preocupaciones y temores, mis esperanzas, ilusiones y alegrías, ¡todo! En definitiva, decir  «quién soy»,  porque si nos conocen de veras,, no podemos ser  comprendidos, valorados,  ayudados, y estamos poniendo un obstáculo grave para querernos, o amarnos  de verdad,  de manera plena.
Jonh Powell -experto en comunicación de pareja-, en su libro “¿Por qué temo decirte quién soy?”, reitera  que  «muchos conflictos  matrimoniales y en la propia persona, tienen su origen en una relación o comunicación afectiva esquizofrénica, en la que vamos ocultando la verdad de nuestro ser» y al acumular sentimientos no bien digeridos, que se transforman en resentimientos, vamos forjando una segunda personalidad. Si no  expresamos con franqueza los diversos desconciertos o enfados que podamos tener, se van “metabolizando”, creando cuerpos extraños y un clima de incomunicación. Un buen día en un momento de agobio, la podredumbre puede reventar y salir todo como de las heridas mal curadas sale el pus; y entonces la solución no es nada fácil
Insisto,  de novios y, también, de casados,  hay que hablar mucho, porque hay  mucho de que hablar, y hacerlo con transparencia. Nunca se debe prejuzgar. Hay que superar la adolescente costumbre de juzgar las intenciones y la motivación del otro. Si no soy lo bastante maduro para descubrir la intención del otro, o lo bastante discreto  para abstenerme de saber la  motivación del otro, en cualquiera de los dos supuestos, sólo hay un camino: debo preguntárselo. Julián Marías definía el matrimonio, «como cincuenta o sesenta años de conversación»
¡Muy complicado!, me dice “Desi”, como hace cuando algo le sorprende. A lo que yo le  contesto: todo lo contrario, ¡es apasionante y vale la pena! porque cuando los novios  o los esposos se miran con delicadeza, sinceridad y trasparencia, es como si los ojos del otro, acariciaran o arrullaran nuestro corazón. El amor echará raíces consistentes, profundas y perennes, porque no hay secreto entre ellos, lo han compartido todo, con  la seguridad e ilusión de poder hacerlo durante toda una vida.

*ORIENTADOR FAMILIAR

17 de enero de 2014

PAPANATAS
























María del Pino Fuentes de Armas
Según el diccionario, un papanatas es alguien que se pasma con cualquier cosa, un bobalicón, un gurripato y un papahuevos, palabras que no suelo usar en el día a día y que creo debo integrar a mi vocabulario por lo necesarias que se están volviendo, dado que el número de los papanatas va in crescendo en los tiempos que corren.
Existen papahuevos en mundos tan dispares como la política, la empresa, el derecho, la filosofía e incluso la ciencia. Pero los que más producen dolor de estómago son los bobalicones relacionados con la cultura. Esos que infestan el mundo del arte y que van vestidos como muertos vivientes, desaliñados, desarrapados incluso, con un olor que va más allá de la propia trementina. Se dejan barba en el caso de ellos y llevan ropas imposibles, sombreros y complementos varios, en el de ellas. Como si el sinónimo de artista - o seguidor de-, léase poeta, pintor, músico, escultor...fuera el de un "ser de otra planeta", mezcla de perchero vintage, hippie de tres al cuarto y personaje con el síndrome de Diógenes. No suelen andar solos y sus rostros se repiten en inauguraciones, recitales, estrenos... hasta el punto de que muchos lo han convertido en una profesión y se dedican a desparramar doctas opiniones en torno a una obra, en tertulias radiofónicas o televisivas y en publicaciones varias. Y les va fenomenal, porque hay otro número considerable de gurripatos entre los públicos que reciben sus opiniones como santa palabra para luego repetirlas y quedar también como seres cultísimos. Total, estamos ante un grupo de gurripatos.
A veces pienso que me gustaría pertenecer a alguna de estas tribus, cuyos miembros se retroalimentan entre ellos, se acompañan, se protegen... y hay que ver el dinero que le sacan algunos a sus "descubrimientos" artísticos. Casi no vale la pena hablar, de tan evidente que es el fenómeno. Porque díganme si no ¿cómo se explica que haya gente dispuesta a pagar una fortuna por lo que ahora llaman una "instalación"?, ese tipo de pieza de arte que consiste en reunir varios objetos heterogéneos, firmar al pie y pedir un pastón por ella. Sí, ya saben ustedes, la estructura de una bicicleta apoyada en un cubo desvencijado del que sale un tubo de escape con óxido incorporado, con agujeros de los que brotan trozos de tela de saco llenos de manchas de pintura varias... Como digo, una obra de arte ante la que desfilan los conocedores y los públicos fascinados admirando tal derroche de talento, extasiados ante tan extraordinaria y carísima pieza artística y manifestando en términos que a veces se escapan al mortal entendimiento su opinión sobre la misma. La secuencia de imágenes, con la que está cayendo, con una crisis a punto de acabar con este viejo continente nuestro, parece sacada del reino del absurdo y podría calificarse casi de cruel sarcasmo.
Como digo, me gustaría ser un poco más bobalicona y saber mirar este tipo de arte, pero soy de las niñas que leyeron los cuentos de Christian Andersen, uno de los cuales habla de un emperador muy vanidoso que contrata a unos farsantes para que le hagan el traje más caro del mundo y ellos logran que crea que solo los inteligentes pueden ver tela tan extraordinaria. Nadie se atreve a decir que no ve dicho tejido hasta que un niño asombrado exclama: "¡Pero si el emperador está desnudo!", así que no me pasmo ante cualquier cosa.
EL DÍA/TENERIFE 130114

16 de enero de 2014

¿NO DEBERÍA SER AL REVÉS?


EL TIEMPO ES ORO




















Nuria Chinchilla*
Ya hemos empezado el 2014 y con ello el XX aniversario del Año Internacional de la Familia de Naciones Unidas. El Secretario General de Naciones Unidas recomienda a los países  seguir desarrollando políticas de conciliación. En este sentido,  España podría seguir el ejemplo de Holanda como primera economía del mundo en porcentaje de empleados con trabajo a tiempo parcial. ¡Casi la mitad de la población activa!
Un 48% de los contratos son a tiempo parcial en Holanda, un país con una tasa de paro del 7% y una renta per cápita que supone el 130% de la media europea. En España, tan solo el 14,7% de los asalariados trabaja a tiempo parcial, frente al 27% en el Reino Unido y el 26,7% en Alemania. El eslogan holandés fue éste: «el trabajo prima sobre el sueldo».
Recientemente el Gobierno español está tomando medidas  en este sentido. Se amplía en cuatro años más el período en el que los trabajadores pueden solicitar una reducción de jornada para el cuidado de los hijos. La ley anterior permitía hacerlo hasta que el hijo cumpliera los 8 años. Con la nueva norma el plazo se extenderá hasta que el niño cumpla los 12 años, como ya sucede en la Administración Pública.
Según el Ministerio de Empleo, esta medida facilitará la conciliación de la vida laboral y familiar y activará la creación de empleo, dado que en muchos casos será necesario contratar a otro trabajador para compensar la reducción de jornada de ese padre o madre que pasa a tener un contrato a tiempo parcial.
También se amplía el uso del contrato a tiempo parcial de apoyo a emprendedores para empresas de menos de 50 trabajadores y para trabajadores menores de 30 años vinculados a procesos de formación.
Como explica el profesor del IESE, Sandalio Gómez López-Egea en este artículo, en Holanda, se ha  aplicado el principio de no discriminación entre contratos a tiempo parcial y contratos a tiempo completo en la legislación (en cuanto a condiciones, retribución, pensiones etc.), los empresarios y los sindicatos holandeses, reacios en un principio a esta modalidad de contratación, se dieron cuenta que la productividad aumentaba y que con las debidas garantías legales, no era un contrato precario. Esto animó al Gobierno a atender la demanda no sólo de mujeres sino también de hombres que valoran su tiempo para su familia, sus hobbies y otras actividades.
La modalidad de contrato a tiempo parcial ha aumentado en las últimas décadas en la mayoría de los países industrializados del Norte de Europa, lo que evidencia una tendencia hacia la priorización del tiempo como moneda de cambio y la conciliación como prioridad de los trabajadores. Para que triunfe en España es necesario que los diferentes colectivos sociales la apoyen, dándose cuenta de sus beneficios.
Os adjunto este vídeo donde se muestran los posibles beneficios.
*Profesora Ordinaria del Departamento “Dirección de Personas en las Organizaciones” y Directora del Centro Internacional Trabajo y Familia del IESE

15 de enero de 2014

ALEJANDRO LLANO: "EL ABORTO ES CAPITALISTA"













José María Gutiérrez
El filósofo Alejandro Llano tercia en la polémica que se está produciendo en nuestro país en torno a la polémica por el cambio de la ley del aborto. Llano, que nunca ha ocultado su simpatía por la socialdemocracia, asegura que la interrupción del embarazo es una expresión del dominio del débil por el fuerte.
Se habla estos días de que no se puede limitar el derecho a decidir de las mujeres. ¿Cuál debe ser el contenido y el límite del derecho a la autodeterminación?
El derecho a decidir se refiere a lo que es propio de cada uno, no a lo que pertenece a otro. Un caso histórico del uso errado (y brutal) del derecho de decidir es la esclavitud. El amo podía decidir sobre el trabajo, la salud y la vida del esclavo. Y hubo toda una guerra civil para defender esta tremenda injusticia, frente a los que mantenían que no puede haber derecho a decidir sobre la suerte de los demás. No pasará mucho tiempo hasta que se admita, de manera generalizada, que el aborto es un positivismo inmoral, que atenta contra el más básico y elemental de los derechos humanos. Desde luego, no hay ninguna razón para mantener que el apoyo al aborto es una postura "progresista". Es el último extremo del planteamiento capitalista: dominio del débil por el fuerte.
El aborto plantea la cuestión del fundamento de los derechos humanos. ¿Cuál puede ser un fundamento para todos en una sociedad plural?
El fundamento de los derechos humanos es la dignidad de la persona, que es intocable. La vida constituye el valor primordial, sin el cual ningún derecho es posible. Disponer de la vida de un ser indefenso es una tremenda crueldad. Hace tiempo, se podría pensar que el feto, en su primera fase no es un ser humano. Hoy día sabemos, con toda certeza científica, que ya es humano. No es una parte de la madre: es un proyecto humano independiente, del que no se puede disponer.
¿En esta cuestión está en juego el concepto y la experiencia de libertad? ¿En qué sentido?
Está en juego el sentido primordial de libertad: estar libre de atentados contra la vida. La libertad es incompatible con ese dominio despótico que se ejerce en el aborto. No puede hablarse de libertad en el sacrificio de una vida humana débil e indefensa. En este sentido, el aborto es éticamente peor que el ejercicio de la pena de muerte o la provocación de guerras injustas.
¿Qué puede ayudar a las mujeres? ¿Qué puede fomentar realmente una cultura de la vida?
Toda esta polémica manifiesta que la situación de las mujeres sigue siendo desventajosa. La primera manifestación de un trato justo e igual consiste en arbitrar las disposiciones y los recursos para no poner a las mujeres en el trance de sentirse obligadas a abortar. El aborto es la peor manifestación de machismo.
¿Qué le parece el proyecto de Gallardón?
Me parece que es una ley sensata y justa. Atacar esta ley y vituperar a quien la ha hecho posible, para obtener ventajas políticas, es de una tremenda bajeza. Por todo lo dicho, estoy convencido de que el aborto acabará siendo prohibido por la ley en los países civilizados y cultos.
PÁGINAS DIGITALES 15.01.13

14 de enero de 2014

DE REPENTE











Pilar Guembe y Carlos Goñi
Hay campañas publicitarias que merecen verse por sí mismas. No importa lo que publicitan, sino cómo lo hacen, porque su mensaje supera con creces el producto que se anuncia. Son pequeñas obras de arte que, bajo el patrocinio de una marca, nos hablan de lo que solo se puede decir en el lenguaje que han inventado. Son como píldoras efervescentes que, en contacto con la imaginación del espectador, se convierten en historias reales o posibles, remueven emociones, suscitan sentimientos y hacen pensar.
La campaña “La vida es de repente” es un ejemplo de ello (ver anuncio). En unos segundos nos hace reflexionar sobre una gran verdad: las cosas buenas y malas, alegres y tristes, felices y terribles, sencillas y trascendentales, ocurren de repente. Así: un año más, un tú, un tango, un blues, un cruce, un sonido, un sueño, un mal trago, un llanto, un viento, un “se fue”, un “lo hago”, un bravo, un “al sur”, bruma, luz…
La vida está llena de “repentes”, especialmente en la familia. Para afrontarlos, de nada nos sirve enviar un S.O.S., sino que tenemos que armarnos de tres virtudes fundamentales:
Solercia. Es la virtud principal del educador y Aristóteles la consideraba una parte de la prudencia que encuentra lo que conviene de modo rápido. Un padre, una madre, se ven obligados a juzgar muy deprisa sobre muchos aspectos inesperados generados por sus hijos: todos tenemos experiencia de ello; pues bien, gracias a la solercia no se pierde la objetividad sino que se reacciona deprisa y con prudencia a la vez. El filósofo alemán Josef Pieper decía que esta virtud permite captar de una sola ojeada la situación imprevista y tomar al instante la nueva decisión. Es –concluía– “la visión sagaz y objetiva frente a lo inesperado”. Para ello necesitamos “tener cintura” o capacidad de encaje, una combinación de resistencia y elasticidad (lo que se llama “resiliencia”), que hace que los padres podamos soportar lo insoportable y superar lo insuperable.
Optimismo. Los padres no nos podemos permitir el lujo de ser pesimistas. El optimismo no es un placebo, sino una actitud que cura más que todas las medicinas: hace que la balanza nunca se incline por el peso de los problemas, que aparecen sin avisar: ni de los grandes y pequeños conflictos que salpican la convivencia diaria; ni de las malas rachas, que las hay y, a veces, duran demasiado; ni de los mil quebraderos de cabeza, porque el optimismo es una fuerza que desafía la ley de la gravedad y nos impulsa hacia arriba. Es una fuerza que nos permite resistir los avatares que conlleva ser padres. Nos hace convertir los problemas en oportunidades, los fracasos en peldaños hacia el éxito, las equivocaciones en aprendizaje.
Serenidad. Muchas veces los padres tenemos que hacer de tripas corazón, pues no podemos perder la calma ante los conflictos que se generan en una familia. La serenidad es una virtud necesaria para atender y educar a nuestros hijos. Más que eso, es un estado al que debemos llegar los padres para afrontar con éxito nuestra labor. En una sociedad estresada, como la nuestra, donde padres e hijos comparten un estilo de vida acelerado y están sometidos a la dictadura de los horarios, el trabajo, los deberes, las actividades extraescolares y un sinfín de cosas que hay que hacer, necesitamos serenidad. Sin calma, sin equilibrio, sin sosiego, sin paciencia, sin dulzura –todos ellos acólitos de la serenidad– no hay quien eduque. Por eso es tan importante adoptar un tono sereno en nuestro estilo de educar.
Estas tres virtudes, que también se abrevian en S.O.S. (Solercia, Optimismo, Serenidad), nos ayudarán a afrontar esos “de repentes” que van surgiendo en nuestra familia.
*PSICOPEDAGOGOS
FAMILIA ACTUAL (ACEPRENSA)

12 de enero de 2014

LIBERTAD























Fernando M. Lemus Pérez
La administración de la libertad propia es una de las tareas más complejas del ser humano. Un mal uso de la misma puede condenar al individuo cruelmente (y tontamente, ya que la ceguera producida por el “hago lo que me da la gana” pone al afectado, sin este darse cuenta, a tambalearse en el filo de un oscuro y peligroso precipicio).
Aristóteles señalaba que la libertad es la tendencia natural del hombre que lo conduce a ser feliz, sin duda una aspiración totalmente legítima, pero esa libertad debe estar configurada dentro de un patrón moral que la buena conciencia y la razón bien afinada deben dirigir. Actuar por los impulsos de lo que me pida el cuerpo acabará por hundir al supuesto “agente libre” en un pozo de despropósitos y desgracias alentadas por la ejecución de una falsa libertad, cuyo particular punto de vista lo va empujando con más fuerza hasta que pierde toda referencia de la luz de la superficie, esa luz que tan libremente decidió abandonar.
Viene a mi memoria recuerdos de algunos ciudadanos (como tanto le gusta señalar al profesor González), que a pesar de sendos y sensatos consejos, y cabalgando sobre la montura de la soberbia, terminaron por ejercer su desordenado derecho a la libertad, arruinando sus vidas y enfangando las vidas de los que les rodeaban.
Me compro tal cosa ahora porque me da la gana, llego a tal hora porque a mí nadie dice a qué hora debo llegar, tomo esta decisión porque me apetece, juego a las tragaperras o bebo más que los peces en el río (pero controlo), y soy mayor de edad, y libre, y tal...
Cruel paradoja; aquel que haciendo uso de su libertad, buscando la felicidad, acaba triste y esclavo de su propia libertad.
Sobre este tema no quiero, ni puedo extenderme mucho, ya que es materia grave y debe ser analizada por mentes prodigiosas del ámbito filosófico y/o del pensamiento, de las que disto bastante.
La actividad más importante que un ser humano puede lograr es aprender para entender, porque entender es ser libre. (Baruch Spinoza)
Un hombre tiene libre elección en la medida en que es racional. (Santo Tomás de Aquino)
Sólo el que sabe es libre, y más libre el que más sabe. (Miguel de Unamuno)
No busquemos solemnes definiciones de la libertad. Ella es sólo esto: responsabilidad (George Bernard Shaw)
Quienes son capaces de renunciar a la libertad esencial a cambio de una pequeña seguridad transitoria, no son merecedores ni de la libertad ni de la seguridad. (Benjamín Franklin)
Feliz lunes y buena semana

Santa Cruz de Tenerife, a 12 de enero de 2014