VERANO

Este blog contiene temas de Orientación Familiar, (educación y familia) Antropología filosófica, Religión y poesía. Todo ello con sentido común y, con frecuencia, con sentido de humor.



26 de julio de 2017

EN EL DÍA DE LOS ABUELOS-F.M. GONZÁLEZ















Francisco-M. González*
Sin la resonancia mediática que se merece, el pasado martes día 26, festividad de San Joaquín y Santa Ana -abuelos de Jesús- se celebraba, "el Día de los Abuelos" en la mayoría de pueblos y ciudades  de  España, así  como en el resto del mundo. Conozco a familias, que esta fiesta tan hogareña, la han adelantado al domingo pasado y otras la celebrarán al próximo domingo.
A mi modo de ver,  lo importante es la celebración en la intimidad familiar, no ya como un deber de agradecimiento, sino como un acto de amor y de ternura y, sobre todo, como una acción de reconocimiento respetuoso y alegre con nuestros mayores. Aunque ni en los periódicos, ni en la radio o  en televisión se haga ninguna referencia esa celebración. ¡Es que los medios de comunicación están muy ocupados este mes en temas muy importantes, que salvo el execrable atentado en Noruega, -que cuesta entender- no son más que los temas de siempre: "Alfredo", "la crisis", "los concejales"...! ¿Y el paro qué?, ese es el problema, en realidad, más preocupante para las familias.
En nuestro país, son muchos los abuelos, ya entrados en años, normales y corrientes, que están haciendo lo imposible para ayudar a sus hijos en paro y atender a sus nietos, aprovechando su sabiduría, su tiempo y todas las energías de que disponen. Y el gobierno pretende: ¡congelarles las pensiones! Me cuesta creerlo, pero la persona que me ha informado, es digna de todo crédito me dice que: algunas familias se han visto obligadas a sacar a sus familiares internados en asilos o centros de mayores, para poder vivir con su  pensión. Todos estos abuelos, son héroes anónimos, que merecen todo el agradecimiento, el respeto y reconocimiento público. Valores ineludibles que ha de fomentar nuestra sociedad; aunque  para tener valores, -algo de que tanto se habla- hay que tener valentía y coraje.
Es de agradecer y valorar, la inmensa labor de la Asociación Edad Dorada - Mensajeros de la Paz, que además de gestionar más de ciento veinte residencias y centros para mayores -por toda España- está trabajando desde hace doce años para  que se institucionalice, a nivel mundial, la celebración del Día de los Abuelos: "un día para el agradecimiento por su constante, silencioso, y a veces poco valorado sacrificio; un día para el reconocimiento de su importante papel en la sociedad; un día para llamar la atención sobre las necesidades sociales, asistenciales y afectivas de los abuelos; un día para celebrarlo con cariño y admiración, tanto a nivel  familiar como público": ya que son personas generosas, valientes y  anónimas.
Esta Asociación, desde el año  2007, realiza cada año un exhaustivo estudio intergeneracional basado en encuestas realizadas en 1.000 domicilios particulares en todo el país,  sobre el papel de los abuelos y sus relaciones con los demás miembros de la familia. La presentación de estos estudios, objetivos, metodología, análisis de datos y conclusiones se pueden consultar en su página web.
Este año, medio centenar de personalidades de distintos ámbitos, como la cultura, la comunicación, la administración pública o la iglesia, han contado  lo que significan para ellos los padres de sus padres. Según explica la citada asociación, todos los encuestados, de forma casi unánime, identifican como principales necesidades de los abuelos las de tipo afectivo: "dar y recibir cariño”, y las de integración: “sentirse útiles y ser tenidos en cuenta en la familia y en la realidad social".
Me parece muy encomiable y halagador. Sin embargo,  me gustaría que esos dos aspectos afectivo e integrador no quedaran en una mera declaración de intenciones bellas, emotivas y, sólo lleven a recuerdos,  hasta "enternecedores" ; sino que cada uno, desde la función o labor que desempeñe, tratásemos de hacerlos realidad; sobre todo, aquellos que tienen responsabilidad en los ámbitos de la administración estatal, autónoma o municipal, solucionar las necesidades reales de tantos abuelos, sin quedarse solo en lo emotivo o afectivo, que también tiene su encanto, pero esto es  compatible con satisfacer sus necesidades más prosaicas.
 Termino con una breve alocución del padre Ángel -presidente  de la Asociación Edad Dorada-Mensajeros de la Paz: No vale la excusa de la distancia o el trabajo: hoy en cada bolsillo hay un móvil para una llamada: 'abuelo te quiero' o 'abuela que guapa eres'.  Puestos a pedir sería incluso mejor compartir una merienda, o una comida, o un paseo por un lugar bonito y entrañable para ellos".


*PADRE Y ABUELO EN  EJERCICIO


No hay comentarios:

Publicar un comentario