OTOÑO

Este blog contiene temas de Orientación Familiar, (educación y familia) Antropología filosófica, Religión y poesía. Todo ello con sentido común y, con frecuencia, con sentido de humor.



7 de agosto de 2017

LA VIDA EN SINTONÍA. JOSÉ J. RIVERO















José Juan Rivero Pérez
Como ya he comentado en algunos foros estoy muy contento de haber disfrutado del filme de Pixar Animation: Inside Out - Del Revés. Sin duda alguna es una gran película, muy didáctica y de la que tendremos que aprender mucho.
No voy a ahondar más en la misma, solo quería comentarte un aspecto para mi esencial y que lo recoge de manera esplendida esta obra. Por una parte el papel importante y hasta positivo que juegan en nosotros todas las emociones. Sin duda alguna la tristeza nos hace valorar la rememoración de nuestra emociones pasadas, con ella aprendemos y valoramos nuestras vivencias, junto a la alegría conforman la melancolía y eso, sin duda alguna forma parte en la valoración de la añoranza sobre lo que he podido y he conseguido o disfrutado, como elemento de potencialidad.
Sin duda alguna ahí está la clave, existen momentos donde las emociones juegan un papel fundamental en mi vida, pero si se apoderan de mi algunas emociones y toman el control, ahí estoy perdido, por ello sería importante que te hicieras la siguiente pregunta. ¿Por qué reacciono de esta manera, qué hace que mi racionalidad se anule y me convierta en una persona que reacciona a todo de manera impulsiva y hasta irracional? Todo ello sucede cuando reaccionas ante amenazas, insultos, es decir, situaciones en las que te sientes amenazado. Esta forma de respuesta es adecuada por su rapidez para muchas conductas que requieren de reflejos. Imagínate que estás pasando por un paso de peatones y un conductor con su coche se despista, pues efectivamente, este atajo en la respuesta nos salva la vida, poniendo las emociones a mil y haciendo que reaccionemos sin pensar. Pero claro, cuando esa amenaza requiere de un análisis superior y de técnicas y habilidades personales, ese bloque cognitivo hace que mi conducta no se entienda como adecuada. Como ves, en estas ocasiones es fundamental que aprendamos a gestionar adecuadamente nuestras emociones, lo que significa entenderlas y conocer cómo afectan a nuestro comportamiento, aprendiendo a gestionar nuestros impulsos. Ya que cuando se apoderan de nosotros tanto emociones como la ira, la culpa o la rabia, puesto que me he sentido amenazado y reacciono de manera impulsiva, debo de aprender a reconducir esta fuerza emocional, que me mueve a ser impulsivo en diferentes situaciones, lo que me lleva a que reaccionemos de manera automática, siendo víctimas de nuestros impulsos, lo que normalmente implica que actúes de manera negativa, sintiéndote como si fueras un espectador de una película de ti mismo.
Pero no quiero quedarme únicamente con ese papel fundamental de todas esas emociones actuando en nosotros, sino que quiero que vayas más allá y veas la sinfonía, a que me refiero amiga y amigo, pues a la integración de un todo, percepción, sensaciones, emociones pensamientos, formando un todo, que sincronizado adecuadamente es capaz de potenciar las mayores sinfonías. Por ello, no debemos únicamente quedarnos como promueven algunos gurus de la felicidad en potenciar un pensamiento o una actitud positiva, o potenciar el optimismo. Debemos ir más allá, no solo tener buenos instrumentos, es decir capacidades y competencias que me permitan crear música, sino que es importante disponer de un gran director de orquesta. Todos ello generará eso que llamamos felicidad y que suena como la mejor de las partituras interpretadas por la mejor orquesta y dirigida por tí y tu voluntad, elementos esenciales de tu bienestar. Así que manos a la obra y compón tu sinfonía.
*EXPERTO EN PSICOLOGÍA POSITIVA.
MIEMBRO DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA
DE PSICOLOGÍA POSITIVA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario